Valoración de Empresas

Hay varias situaciones en las cuales se necesita una valoración de una empresa:

  • Cuando un nuevo inversionista quiere entrar a una compañía y requiere saber cuanto vale.
  • Cuando un socio quiere vender su participación
  • Cuando un empleado le pagaron en acciones y necesita cuantificar su valor.
  • Cuando una empresa quiere adquirir a otra empresa

 Con el tratado de libre comercio y la globalización de la economía cada vez más empresas extranjeras o están estudiando la posibilidad de establecer una filial  en Colombia o pretenden vender sus productos en este país. También puede suceder que un competidor o empresa del mismo sector quiere crecer y la manera más fácil es adquirir una empresa. En algunas ocasiones la única posibilidad para sobrevivir o obtener una rentabilidad adecuada es fusionarse con otra empresa o conseguirse un socio extranjero.

La empresa extranjera o colombiana tiene 3 opciones para crecer:

  • Contratar mas distribuidores.
  • Crear una planta nueva o crecer la actual.
  • Comprar una participación de una compañía en marcha.

La ultima posibilidad tiene las siguientes ventajas:

  • No tiene gastos de instalación.
  • No tiene periodo muerto de instalación.
  • Ya tiene un conjunto de clientes comprando el producto.
  • Tiene una imagen en el mercado.
  • El empresario tiene un know how y en algunas ocasiones una certificación de calidad.
  • Conoce el mercado y la cultura del país.
  • La inversión empieza a generar “rendimientos” desde el primer día

 

Entonces, si una de estas empresas o un nuevo inversionista llega a su compañía y le dice que quiere comprar una participación de su empresa.  Por cual  valor usted le vendería una participación?

La respuesta a esta pregunta es compleja:

El valor más obvio es el valor de su activos menos sus pasivos o sea el patrimonio. Pero esta forma de valoración no tiene en cuenta los factores intangibles anteriormente enumerados y que diferencia a su compañía  de la de un empresario que decidiera crear una nueva empresa igual a la suya.

La práctica en este tipo de situaciones es que la compañía vale el flujo de caja que la empresa  pueda producir en el largo plazo (por lo menos 10 años).

Bajo este concepto se requiere proyectar los ingresos y egresos de su empresa a largo plazo para poder saber cual es el valor de su empresa.

Quien ha creado empresa muy probablemente lo ha hecho con un gran esfuerzo y tiene un gran cantidad de sentimientos involucrados; pero desafortunadamente esto no se puede incluir en el precio. Frecuentemente el empresario estima que su compañía tiene un valor muy alto sin ningún criterio objetivo y muy alejado de los datos históricos por diferentes manejos.  Entonces cuando un inversionista basado en datos históricos va y hace una oferta, el empresario mira como una ofensa el valor propuesto y nunca se puede llegar a un acuerdo.

Se puede asesorar al empresario en la elaboración de un estudio con la misma metodología e información que lo haría un potencial inversionista y de esta manera puede tener una idea del valor por el cual podria recibir una oferta.

Frecuentemente este tipo de asesorias muestran un valor muy diferente al que tiene en mente el socio. Al realizar este tipo de análisis, se puede definir que tipo de cambios tiene que realizarse en la empresa para que su valor se aline con el monto que el socio tiene en mente.

Algunos de las asesorías realizas en este campo son.

  • Valoración de una compañia proveedora de ERP´s
  • Valoración de un laboratorio clinico
  • Valoración de la empresa Carboandes
  • Valoración de un casino en la ciudad de Bogotá
  • Valoración de un industria de producción de productos de caucho para el sector farmacéutica.
  • Valoración de una empresa que elabora análisis de laboratorio para estudios ambientales
  • Valoración de entidades financieras para ser adquiridas por el Grupo Sudameris